Gabi Ochoa / Maribel Bayona

SE BUSCA GESTOR CULTURAL QUE APRECIE AL CREADOR/A.

Se han olvidado de ella/él. Lo han arrinconado/a, menospreciado/a, apartado/a, y si ha habido palmaditas en la espalda ha sido para tirarlos/las al suelo.

Constatamos otro año más que no existe una apuesta REAL por el creador/a, ya sea autor/a teatral, coreógrafo/a, músico/a, director/a,…

La institución pública sigue cantando Mamma mía, y la fuerza de la creación, (en este caso la valenciana), la mejor y más preparada, la hemos visto en las fronteras. Tendremos que volver al Teatro Fronterizo que el maestro Sinisterra nos iluminó.

Eso sí, volvemos a constatar que desde las fronteras, la creación ha sido PROVOCADORA y ESTIMULANTE. Otra buena cosecha que esperemos no se eche a perder.

Llevamos 8 años ya con estos puntos g, con aquellas propuestas que ocurren en los escenarios que nos han marcado, nos han hecho reír, llorar, vibrar, con amor, tesón, honor y verdad. Bravo por vosotros/as CREADORES!!!

Y la actividad cultural es tanta y tan interesante, que nos ha sido materialmente imposible verlo todo. Esperemos que algunas de ellas puedan continuar y estar presentes en nuestros puntos g del 2017. Y que sea un año donde de verdad los creadores tengan el foco. Tenemos muchas ganas de que esto ocurre.

Dicho lo cual, nuestros 10 puntos g del 2016 son:

 

LAS ACTRICES SIEMPRE MIENTEN de El Pollo campero (Comidas para llevar) 

Esta es la segunda de sus creaciones y dejó a todo el teatro con una risa ácida de esas que pican. Cristina Celada y Gloria March se desnudan en escena y nos hablan de la precariedad, los trabajos difíciles y el poco glamour que tiene esto de dedicarse a hacer “teatrito”. Pero además, son ellas, dos actrices-mujeres que denuncian la desigualdad de género también en las Artes Escénicas. Siempre con humor, con el formato de auto-ficción y sin paños calientes. Un trabajo muy honesto que nos interesó, nos conmovió y que aplaudimos por original y auténtico. Brillantes los doblajes de cine. Queremos más Pollo Campero, vuelvan. Una compañía a la que hay que tener muy en cuenta.

 

PACIENTE de Robert de la Fuente (Caterva Teatre)

El camino emprendido por esta joven compañía no tiene límite. Y sus procesos son joyas de orfebrería. Con “Paciente” nos han llevado a un territorio extremo de la mente, con personajes brillantes como la madre, que de hecho, llegan a interpretar los tres actores. Mención aparte el trabajo de construcción de Robert de la Fuente, no solo por ese desdoblamiento actor / escritor, sino por su magnífica construcción de un enfermo mental tan cercano, tan humano. Y bravo como Fernando Soler y Jaume Ibáñez se empapan del resto de papeles. Abran el Teatro Rialto para ellos. Gracias.

 

LA GUERRA DELS MONS 2.0 de Roberto García (L’Horta Teatre)

Fue una de las Coproducciones con Culturarts Teatro y Danza 2016, ubicada en el Teatro Principal de Valencia, plaza ganada por fin por las compañías valencianas, en contadas ocasiones. El estilo de Roberto García se plasma desde el minuto 0, y la actualización del clásico traído a nuestros días, el relato sobre la manipulación que ejercen los medios de comunicación no puede ser más acertada. Esto sumado a un texto brillante, una dirección impecable, un ritmo trepidante y unos intérpretes inmejorables, son tres de los grandes valencianos (Jordi Ballester, Álvaro Báguena y Verónica Andrés) hicieron que disfrutáramos como enanos sentados en las cómodas butacas del Principal. Muy interesante el estilo cinematográfico y la banda en directo que nos hizo viajar al clásico de Welles. Una coproducción bien merecida y muy bien avenida.

 

40 AÑOS DE PAZ de Pablo Remón (La abducción)

Nadie quiere contar nuestro pasado, pero nada hay más rabiosamente actual que hacerlo desde el tuétano de una familia, desde las entrañas de un discurso muy cinematográfico que nos propone Pablo Remón y su elenco. Una de esas joyas que llegan de Madrid y que tras su paso por Tercera Semana recabó en la Sala Ruzafa. Un texto brillantísimo, y perlas en escena como ese baile con “Thunderstruck” de AC/DC o el dibujo de la madre que hace la imaginativa Fernanda Orazi. Han acabado los bolos por España, pero sigan a esta compañía de cerca, muy de cerca, La abducción.

 

SINDRHOMO + SAWYER de María Cárdenas y Xavo Giménez (La teta calva)

Objeto creativo claramente identificado. La teta calva, o lo que es lo mismo, Xavo Giménez y María Cárdenas son dos creadores que año tras año siguen labrando su carrera profesional con vibrantes propuestas que no dejan indiferentes. Este año nos han dejado dos mordiscos deliciosos, una apasionante “Sindrhomo” (que bien están Manu Valls, Merce Tienda y sobre todo el hallazgo de Leo de Bari) y como broche final esa travesura pirata para niños (y no tan niños) que es “Las aventuras de Tomasa Sawyer” y que, gracias a la producción del Teatre Escalante, se ha hecho realidad. Gracias por llenar de blues los oídos de nuestros niños y para hacer teatro para la infancia sin renunciar a vuestro estilo canalla. ¡¡¡Y por cambiar a Tom por Tomasa!!!

Larga vida a estos genios. Sabemos que siguen teniendo propuestas hasta 2018, por lo que estaremos atentos a nuestros teatros.

 

CINE de La Tristura

Un chico, que busca su pasado, unos niños que se definen jugando. Las escenas iniciales no nos inducen mucho a pensar que el nuevo trabajo de La Tristura sea un estremecedor mural sobre una dura realidad que ocurrió en España: los niños robados. Pero la manera en que la cuenta la compañía tiene una mirada original, única, y creativa, montando piezas, escenas, de un rompecabezas donde la magistral Fernanda Orazi hace un tour de force interpretando varios papeles. Un paso en la complejidad del trabajo de este grupo asentado en el inconformismo.

 

CARINYO de Juli Disla (Pérez & Disla)

Ya lo sabíamos, pero Pérez & Disla hacen el tándem perfecto. Vuelven a sorprendernos con un teatro puro teatro. Dos actores, dos sillas, un texto. Y ya. Y  nada más. Nada más que sentirte identificado con cada palabra, nada más que pensar que están hablando de ti todo el rato, que tú eres, has sido, serás Mireia o Sergio, todo el rato. Un texto que habla de todo, sin concretar nada, pero que es vida, pura vida,  muy al estilo de “La gente” y que por eso se torna universal. Y todos los detalles cuidados hasta el milímetro, muy al estilo de Pérez. En fin, un trabajo magistral. De esos de leer sentado en casa, con calma, y de ver 10 ó 15 veces en butaca sin cansarte. Enhorabuena.

 

EL FILL QUE VULL TINDRE de El Pont Flotant

El Pont Flotant emociona, llega al tuétano, al corazón. Esto ya lo sabíamos. Y esperamos sus nuevos trabajos con la emoción de un niño y la lagrimilla asomando en cuanto empiezan a hablar. Ellos ya son padres, y de eso nos hablan, de los padres, de los hijos, de los abuelos, del cansancio, de las dudas, de los miedos, de la educación. Pero además esta vez deciden contar con colectivos sociales y trabajan con grandes y con pequeños, trascendiendo lo escénico y convirtiendo su pieza en toda una experiencia, para el público, para los intérpretes, para ellos mismos. Aunque hacer un bolo supongo un triple esfuerzo en producción. Pero les vale la pena. Y nos vale la pena. Vuelven pronto, véanla en Las Naves porque el cuadro final no puede ser más bello y sólo puede allí. Y la enorme línea de pesos encabezada por Pau “dejadme dormir, quiero descansar” nos llegó hasta los higadillos. Gracias Pont Flotant, gracias.

 

APRÈS MOI, LE DÉLUGE  de  Marcos Morau (La Veronal)

Con este título, que hace referencia a una frase histórica atribuida a Luis XV como augurio del caos que le sucedería, Marcos Morau hace su primera incursión en el Festival 10 sentidos (Meritxell Barberá e Inma García) que esta quinta edición tenía como lema “A lo caos”, festival que queremos reseñar desde aquí por traer extraordinarias propuestas, en extraordinarias localizaciones y con un nivel admirable.

El trabajo de La Veronal es siempre excelente y en este caso, contando con algunos bailarines habituales de la compañía y con otros valencianos, compone una pieza que trabaja sobre lo estructural, sobre lo perceptivo, sobre la oscuridad y la luz. Con unos movimientos imposibles y unos cuerpos sin rostro retorciéndose entre lo visible y lo invisible. Una joya. Magistral el momento extraescénico pre-función y cómo lo recoge el texto proyectado. Y divina localización (Palau de les Arts) que también se agradece que podamos visitar como público y conquistar como intérpretes.

 

PREMIO EL PUNTO G 2016 es para…

 

MALDITO OTOÑO de La Subterránea + Paco Zarzoso (La Subterránea)

No hay nada como “nadar en la ambulancia”, como romper el lenguaje, la vida, la desazón y tomarse un vino.

Lo que han hecho estas chicas, la compañía La Subterránea, desde cero, desde un rincón (el de pensar) desde un trabajo del cuerpo, la acción y la poesía es francamente impresionante. Lo más honesto, original, duro (durísimo hablar de la muerte y sonreír), desalentador y a la vez provocativo, emotivo y divertido de este año que acaba. Las dos Lucías y Esther, junto con Águeda Llorca y esta vez con el maestro Zarzoso acompañándolas han hecho el montaje del año. Sí, en un rincón, en una frontera, pero en un lugar donde las líneas se deberían ensanchar. ¡Queremos ver el año que viene a La Subterránea en el Teatro Principal! Ese sería el triunfo del optimismo y la radicalidad.

Ya en septiembre nos trajeron el aperitivo en Russafa escénica con la pieza “El 10% de Urbach Wiethe”, una pieza breve que nos estimuló todos los nervios por esa brillantez de ritmo y de textazo. ¡Lo queremos por escrito!

Mientras tanto, ellas beberán de La Zaranda, del humor de Zarzoso y Gerardo Esteve y vibrarán como nunca (y nos harán vibrar) con sus propuestas.

Para ellas, un premio, un pequeño y fronterizo premio. Seguiremos viendo en las fronteras.

 

 

Este ha sido nuestro año teatral. Esperemos que hayáis disfrutado del teatro. No perdemos la esperanza, la vida, el amor o la poesía. Nunca. Seguiremos yendo al teatro a aplaudiros. Os lo merecéis. Como aún no hay premios teatrales dignos en el nostre País, pues lleváis nuestros puntosg desde esta frontera cultural. Bon nadal!

 

Anuncios

Volvemos otro año más. Y van 5. Este 2013 la crisis ha castigado más duro si cabe. A la supresión de circuitos y redes, se han unido festivales cancelados, emigración y desidia. Basta ya!

Pero por el contrario parece que la creatividad resiste mucho y muy fuerte. Tanto a Gabi como a Maribel, los dos autores de estos 10 puntos g, nos han sorprendido la cantidad y variedad del buen y delicioso teatro que hemos visto.

También nos ha sorprendido muy gratamente la fuerza de las nuevas compañías. Si algo queremos reseñar esta vez es el ímpetu y las ganas de los recién llegados. Ole por ellos!

Nos ha maravillado el universo de “La fragilidad de Eros” de Maquinant Teatre, la constancia de Canallaco en todo lo que hacen, el buen hacer de Perros Daneses, el trabajo riguroso de Teatro Implacable, la fuerza bruta de Caterva o la desmedida creativa de La teta calva. Bienvenidos/as a todos/as!!! Y que sigan llegando más, la puerta está abierta.

Y ahora, nuestros 10 puntitos g. Hubieran sido más pero estos son los que nos han deslumbrado. Además, al cumplir 5 años hemos instaurado un pequeño premio a uno de estos 10 montajes. Hace falta que se premie el esfuerzo y trabajo de estas gentes. El Premio El punto g queda instaurado. No será un gran trofeo, pero quedaremos con los agraciados/as para dárselo en persona y hablar de teatro 🙂

Y desde ya gracias a todo/as por crear, por seguir creando!

 

LÚCID de Rafael Spregelburd (Teatre en Companyia y Lupa Teatre)

Podríamos decir que Xavi Puchades fue uno de los culpables que nos acercó a Daulte y Spregelburd a la ciudad. Es un valiente y un investigador profundo. Si eres un valiente, te decides a montar un texto de Spregelburd y sabes leerlo bien, tienes un tercio del montaje ganado. Porque escribe muy bien. Escribe cojonudo. Es un maestro. Y Xavi lo sabe leer y lo sabe adaptar. Y sabe escoger buenos intérpretes. Y sabe contar una historia delirante que cuando acaba te deja clavado en la butaca, pensando qué idiota fui, si estaban todas las pistas encima de la mesa. Y de nuevo un montaje maravilloso, rico, generoso, retorcido, caleidoscópico. De nuevo un regalo que sitúa a nuestros intérpretes y nuestros directores en un lugar de calidad artística que este 2013 nos ha revelado… A pesar de los pesares.

LA MADRE PASOTA Y COSAS NUESTRAS DE NOSOTROS MISMOS de Uroc Teatro (Dirección: Olga Margallo)

Ver la historia del teatro en escena tan magistralmente llevada vale su peso en oro. Si además son dos grandes actores como Petra Martínez y Juan Margallo, se suma la experiencia y la precisión por llevarte una sonrisa y algún que otro latigazo en el corazón. Y es que si en la primera parte ponen en escena el monólogo de Dario Fo, en la segunda se dedican a destriparlo y a ver qué hacer con él: intentan llamar a programadores que no los tienen por alternativos, hacen cálculos para ver si se pueden jubilar, etc. Por momentos la obra se convierte en la propuesta más radicalmente contemporánea que hayamos visto cuando descubres la realidad de estos actores en su día a día.

LA LEYENDA DEL TIEMPO de Federico García Lorca (4º Escuela del Actor 2012 – 2013)

Este año hemos visto grandes muestras de últimos cursos de las Escuelas de Valencia, entre ellas las que cocinaba Ramón Moreno, pero nos hemos parado en aquella que ha brillado por encima del resto, este extraño y radical montaje de “Así que pasen cinco años” dirigido al alimón por Toni Agustí y Carles Sanjaime. Una obra que habla de la imposibilidad de encontrar a tu amado/a de una manera tan anárquica y que ahonda en su fondo para encontrar una forma tan adecuada. Y sobre todo fue estupendo encontrar una cantera tan valiosa de actores en estado de gracia: Fer, Vicente, Vico, Leti, María, Erica, Rebe, Robert, Rafa, José Ramón, Omar, Blanca,… Salimos del teatro pensando que estábamos en otra realidad donde el amor se convertía en una distracción esencial.

FICCIÓ de Carles Alberola y Pasqual Alapont (Albena Teatre)

Alberola vuelve a sus orígenes, se redescubre a sí mismo, al tiempo que Albena sigue capitaneando este buque insignia de la escena teatral valenciana. Una pieza que al primer golpe de vista puede parecer una comedia sutil, pero que cuando rascas dentro encuentras uno de los textos que más hiel destila sobre la ficción y como se nos queda pegada a la vida. Con referencias implícitas al primer Woody Allen (de “Días de radio” a “Manhattan” o “Annie Hall”), nos hace preguntarnos qué es verdad y qué no, qué es la vida y la ficción. Y Carles solo, en escena, tragándose su vida como una ficción.

JO DE MAJOR VULL SER FERMIN JIMÉNEZ (El Pont Flotant)

Un año más y como todos sabemos, hablar de la compañía El Pont Flotant es hablar ya de un referente de calidad y honestidad. Siempre nos apasionan sus propuestas y en esta última son fieles a su trabajo de investigación e introspección. Esta vez, los Pont miran hacia el futuro y hacia el pasado y se preguntan qué han hecho, qué hacen y qué harán con sus vidas. Desde la sinceridad. Desde la identificación. Desde la realidad ficcionalizada. Con la combinación de los juegos textuales, las improvisaciones controladas, las escenas físicas perfectas (el final del espectáculo es brillante) y su humor, junto al de Fermín, consiguen una vez más que el acto de visitarles se convierta en celebración, en acontecimiento, en vivencia inolvidable. Seguid siempre. Y seguid más.

LA CHICA DE LA AGENCIA DE VIAJES NOS DIJO QUE HABÍA PISCINA EN EL APARTAMENTO de Pablo Gisbert (El Conde de Torrefiel)

Aún no ha llegado a Valencia, pero llegará. Porque la nueva sensación valenciana, El Conde de Torrefiel, conquista imparable todo aquello que toca. Este título tan largo esconde una de las piezas más brutas y sublimes sobre nuestro miedo a enfrentarnos a realidades, con textos hirientes e incluso molestos sobre nuestra vida, con referencias explícitas e implícitas a todo lo que Gisbert ha mamado (desde Bernhard a Handke), y con una necesidad física de mostrar nuestra depravación y doble moral en todas las acciones que desarrolla. Se le ha emparentado con Rodrigo García o Angélica Lidell, pero Gisbert va un paso más allá, hace que unos culos que bailan sean bellos.

LADRAN, LUEGO CABALGAMOS de Carla Chillida (A tiro hecho)

Segundo montaje de esta joven compañía que nos ha vuelto a conquistar y que ha conseguido la proyección nacional al haber sido seleccionado por el Circuito de la Red de Teatros Alternativos. A tiro hecho nos transmite todo el entusiasmo y toda la energía del principio. Toda la libertad creativa y los sueños. La combinación física, textual, poética, cómica y dramática y el trabajo de esos cuerpos jóvenes en escena echando el resto, nos reconcilia con esta profesión. Lo mejor, sin duda, la entrada de Hao Cui. ¡Compañeros, revolución y anarquía! ¡A galopar!

DISCULPE EL SEÑOR, LA ESPERANZA de Pedro Lozano (Señores jaguares)

¡Qué espectáculo tan sencillo, tan redondo, tan exacto, tan bello! En un 2×1. Ellos dos. Esperando. A ver si pica. A ver si no. El mar. El Cabanyal. El abuelo de Piter. Esta mierda de realidad. Un pescado y el corazón de Pedro abiertos en canal. Los dos presentes, magistrales, haciéndonos reír, poniéndonos el nudo en la garganta. Y una maqueta de tu ciudad, de mi ciudad, sencilla y hermosa. Y un godzilla gigante arrasándolo todo. Y un poco de esperanza, disculpe el señor. Un poco de esperanza porque creéis esto aquí y ahora. Vendrá y picará. Gracias.

QUERENCIA de Paco Zarzoso (compañía Bonanzat)

El universo de Zarzoso nos tiene atrapados. Pero si a eso le unes una obra que habla de aquello que nos falta en dos personajes teatrales y teatralizados interpretados magistralmente por Álvaro Báguena y Verónica Andrés, tenemos una de las obras de la temporada. Los premios de la AAPV fueron merecidos, al igual que la dirección exacta de Carles Sanjaime y la cabeza de toro amenazante en escena.

 

PREMIO EL PUNTO G 2013 es para…

EL GRAN ARCO de Eva Zapico y Àngel Fígols (Cía Eva Zapico)

No podía existir mejor tándem creativo que Eva Zapico y Àngel Fígols trabajando juntos, sin cortapisas, a la deriva. Ambos, en esta tesitura han creado un texto y un espectáculo excepcional. Riguroso y exigente, como son ellos, complejo y brillante, duro y despiadado. Un viaje por los laberintos mentales que se nos agarraron al estómago y no nos dejaron respirar en toda la experiencia escénica. Un trabajo valiente y arriesgado y muy muy inteligente. Alguien me dijo que al ver este trabajo quiso seguir luchando por dignificar nuestro sector. Estamos de acuerdo. ¡Grandes!

Estos fueron nuestros puntos g de este año. Nos hemos dejado muchas propuestas en el tintero y es de agradecer, sobre todo, algunas de los grandes resistentes, aquellas compañías duraderas que como Arden con “Revolución” o Hongaresa con “Aquel aire infinito” siguen haciendo teatro (y exhibiéndolo en las salas donde son socios) pese a lo conflictivo que se ha puesto el patio. No pudimos ver “Petit Pièrre” de Bambalina, y muchas más cosas que nos hubiera gustado tenerlas aquí, pero no caben todas.

Gracias a todos/as por crear, por seguir en la brecha. No se presenta un 2014 halagüeño, pero estando dentro de vuestras ficciones, la vida será mucho mejor. Gracias, muchas gracias creadores.

Los amo y los odio. Me iría con ellos de parranda todos los días y les pondría una orden de alejamiento a la vez. Son / sois el alma de las ficciones, y sin embargo sabéis tener una energía arrebatadora como personas.

Esa exclamación inicial pertenece a Iván, personaje que interpreta Jaume Ibáñez en “Deseo y placer”. Así, como suena, en despectivo: ¡Actores!

Donde realmente disfruto estas creaciones son en los procesos de ensayos, en esos días donde los actores y servidor creamos una sociedad secreta bajo una dirección única.

Creo que ellos, Jaume, Estela, Fer, Vicente, Robert y Rebe le dan alma y cuerpo a estos desgarrados personajes que pueblan “Deseo y placer”.

Y por / para ellos, unas palabras:

JAUME IBÁÑEZ es IVÁN

Pese a mis dudas iniciales, porque el pudor del papel de Iván es muy importante, creo que Jaume y servidor nos hemos lanzado a la piscina. Jaume hace uno de los trabajos más duros de toda la obra. Que se entienda a Iván sin juzgarlo va a ser todo un reto para el espectador. Como el Ray de Blackbird la obra de David Harrower, Iván está al límite pero en ese límite está el hallazgo. Y creo que Jaume llega a momentos de extrema desnudez.

Sí, no lo niego, tengo predilección por el señor Ibáñez. He trabajado dos veces con él y lo volvería a hacer. Es, salvando las distancias y las edades, el Pere Arquillué del teatro valenciano. Tiene el arrojo, la energía y la delicadeza que el actor catalán viene mostrándonos desde hace años. Ole Jaume.

ESTELA MUÑOZ es HELENA

Con Estela me ha pasado algo curioso: pese a que nos conocíamos desde hace tiempo, nunca habíamos trabajado juntos. El personaje que encara, Helena, es de una fragilidad y una determinación apabullante. Parece que pase sin dejar rastro hasta que la vida se encarga de demostrar que no.

Creo que Estela me conquistó la primera vez que la vi bailar en escena. Sí, parece una tontería pero en esa escena (ya la veréis) define muy bien a Helena: Ella enseguida entendió por donde circulaba su historia, y dejó al resto boquiabiertos. Y además, tiene una gran virtud: hacer que los defectos de Helena (físicos y/o emocionales) sean virtudes. Quieres a Helena porque te jode que se vaya para siempre, quieres a Estela porque hace fácil algo que en Helena podría ser difícil, saber conjugar deseo y placer.

FERNANDO SOLER es CARLOS (actor que interpreta a GILLES DELEUZE)

Fer lo da todo. Y más. Y no desiste. Y se entrega. La gran virtud de Fer es que está presente siempre en todo el proceso, pero no solo como intérprete, sino como arreglador general: una lámpara, un elemento de atrezzo o vestuario, un matiz para otro personaje, todo. Cuando he necesitado algo, lo que fuera, buscaba a Fer. Si Fer no estuviera, no habría Caterva, lo tengo clarísimo. Será una metáfora pero Fer riega las plantas del piso donde ensayamos. Según su teoría, ellas están marcando el tiempo de Caterva, cuando mueran, es que ya no tendrán razón de ser.

Y Fer ha tenido que lidiar con dos personajes, Gilles Deleuze y Carlos. Un filósofo y alguien que no encuentra a quien amar. La desnudez de su Carlos te deja sin aliento. Buscar para no encontrar nada. Fabuloso.

VICENTE MATEO BAEZA es MIGUEL (actor que interpreta a MICHEL FOUCAULT)

Nos ha costado encontrar a Foucault. Tengo que reconocer que el mayor reto para Vicente ha sido hacer cercano a este gran filósofo y luego darse la vuelta y ser Miguel, el granuja que todos llevamos dentro. Y Vicente es tan metódico que ese paso a paso lo hemos sufrido, porque trabajar desde un rasgo físico es una putada. Pero no desiste, continua en la brecha.

Ahora el resultado: no le tengáis en cuenta aquello que dice, aquello que hace Miguel, su personaje. En su impulsividad y su estar de vuelta de todo vais a encontrar vuestro espejo salvaje.

ROBERT DE LA FUENTE es JORGE

Se puede llegar tarde al ensayo, sí, y ser el alma de “Deseo y placer”, también. Robert no solo es el cartel de la obra, no, sino que se mete en la piel de Jorge casi sin querer y en la que te das la vuelta está llorando, o riendo como él. Es el actor creativo por excelencia. Le da la vuelta a la escena, propone cambios, modifica percepciones, y funciona. Gran parte de los hallazgos de su personaje son de él. Sin duda. Incluso todo aquello que toca con la guitarra.

Me recuerda mucho a Toni Agustí. Son actores con los que siempre quieres trabajar porque son generadores de acción, de ideas, de brotes. “La acción trae accidente” que le digo siempre.

Y Robert es un accidente. Pero de los buenos. Os va a dejar de piedra.

REBECA ARTAL-DATO es SHEILA (actriz que interpreta a SILVIA BAREI)

Me he dejado para el final a la benjamina de la compañía, Rebe. Tengo ganas de verla en “Revolución” porque me lo perdí, pero con los dos personajes que desarrolla en “Deseo y placer”, Sheila y Silvia Barei, Rebe os va a hacer tragar saliva. Está Nina desnortada que es Sheila (¿acaso no recordáis La gaviota?), que es Rebe, hace en escena lo que no es normal. Ha nacido con el teatro en las venas. Es impresionante. Hace que aquello que podía parecer burdo y pornográfico sea tierno y arrebatador.

Me comentaban los chicos de Caterva que a Rebe la convencieron para que hiciera “Deseo y placer” diciéndole, entre bromas, que con esta obra se iba a llevar el Premio Crisàlide al interpretación revelación del año. Ahora viéndola lo tengo claro: lo justo sería nominarla, y que se lo dieran. Porque os advierto: un volcán en erupción va a explotar y se llama Rebeca Artal-Dato. Ya me daréis la razón, ya.

© Fotos Clara Muñoz

Cuarto año ya que lanzamos nuestros 10 puntos g escénicos. Ha sido un año duro escénicamente hablando. Nos lo están poniendo muy difícil. Cierran de espacios emblemáticos como el Talía, subidas agonizantes del IVA, desprecio a la cultura. Pero también ha sido el año de arranque de nuevas salas y nuevos proyectos (hola Protectora, Ruzafa, Ultramar, Flumen, Sala Invisible y a todos los que siguen en la brecha).

Recordar que cuando una puerta se cierra una ventana se abre. Esta es nuestra ventana.

EL CIELO DE LOS TRISTES de Los Corderos

Los Corderos nos volvieron a traer una atmósfera turbia, extraña, brossiana. Discípulos directos de La Zaranda (están trabajando con ellos, por lo que sabemos), estos animales escénicos paso a paso se hacen enormes. En El cielo de los tristes arrancan un teatro que poco a poco se apega al texto, a la historia. Teatro en constante evolución. Los Reyes.

El cielo de los tristes

 EL ENTRETENIMIENTO de Sleepwalk Collective

Entré en el espacio y me dieron unos auriculares y unas instrucciones. Me encantan las instrucciones. La luz era muy tenue. Y de pronto allí estaba ella, clavada, en el centro del espacio del que no se movió. Iara y su voz. Trémula, frágil sensual. Iara y su cuerpo. Trémulo, frágil, sensual.  El entretenimiento  es una experiencia intensamente sensorial y seductora y altamente compleja técnicamente. Un viaje sonoro que te acaricia, te excita, te relaja, te asusta. Una experiencia directa, íntima y muy emocionante. Un espectáculo maravilloso con una interpretación perfecta.

El entretenimiento

 FINGIR de Colectivo 96º y THE CROQUIS RELOADED de Cuqui Jérez

Este año Las Naves – Espacio de creación ha traído algunas propuestas escénicas muy interesantes. Esperamos que no decaiga y vengan más. La pelota está en el lado de Las Naves. Reseñamos dos de ellas.

Por un lado Cuqui Jérez pensó una pieza rara avis donde Cris Blanco, esa mujer con un magnetismo tal que solo verla hablar te atonta, nos cuenta qué pensó Cuqui Jérez. The croquis reloaded es un mapa mental de Cuqui que da la vuelta al concepto de “escénico”, sin dejar de ser bello, enternecedor. El trabajo de estas madrileñas es siempre un lujo y algo indescifrable pero emotivo.

De otro, vimos a Colectivo 96º (se programó en Las Naves y más tarde en Inestable, que siempre nos trae pequeñas joyas) que lleva tiempo investigando y trabajando los conceptos “realidad/ficción”. En Fingir, ensayan la pieza conmemorativa que celebrará sus 10 años juntos como compañía y pareja artística. Ellos son Lidia y David, son ellos de verdad. Y el dragón. Pero los besos que se dan, las actitudes, las peleas, son todo una mentira. Y el dragón.  Hasta los espectadores somos mentira. Y el dragón. Somos ficticios. Colectivo 96º se dedica a cuestionarlo, convirtiendo a los espectadores reales en imaginarios. Y el dragón. Una apuesta hasta el final, como siempre.

IVÁN-OFF de Anton Chejov (LA CASA DE LA PORTERA)

Siempre está bien salir fuera de Valencia, airearse. De lo poco que hemos podido ver fuera de la terreta, destacamos la asombrosa Iván-Off que aún sigue en cartel en La casa de la portera. Un Chejov que huele a alcohol, a familia virulenta, a mal rollo y a puro teatro. Unos actores en estado de gracia y una dirección que impregna este inusual espacio teatral de electricidad.

Ivanoff

LA OMISIÓN DE LA FAMILIA COLEMAN de Claudio Tolcachir (TIMBRE 4)

Después de una larga gira que llevan haciendo desde el 2006, el grupo de actores que encarna esta familia aterrizó en Benicassim para deleitarnos con esta caustica historia de desintegración familiar que respira tanta verdad. Sobre el escenario (y fuera de él, porque los actores luego charlaron animadamente con el público en un encuentro. Que pena que esto no se haga más), estos porteños nos dieron una sabia lección de humildad y buen hacer. Una pieza que arrancó en Timbre 4 (un pequeñísimo teatro de Buenos Aires) se ha convertido en un revulsivo del “si quieres puedes”. Pero además, un 10 para la profesión valenciana: todo el mundo fue a Benicassim para ver esta pieza. Se nota que hay hambre de teatro, de referentes, y cuando vienen, nos volcamos. Gestores culturales, grabaros esto a fuego.

La omision de la familia Coleman

 LA RADIO SE HACE TEATRO: PASIÓN POR EL TEATRO conducido por Rafa Ridaura y LA COLINA 45 por Rosa Sanmartín

Queríamos marcar este año como punto g la labor de dos profesionales que acompañan la actividad de todos los teatreros con sus programas de radio dedicados al teatro o con sección teatral. Son La Colina 45, de Radio Mislata, conducido por Rosa Sanmartín y Pasión por el teatro, de Radio Klara por Rafa Ridaura, que ya ha cumplido 20 años de teatro. Lo suyo es puro teatro, como pincharía Rafa. Además de que ambos asisten a todos o prácticamente todos los estrenos, dan cobertura a los mismos a través de las ondas y lo hacen con verdadera devoción y pasión. Charlar con ellos es sentirse cómodo y en casa y escucharlos un placer. Gracias y per molts anys!

LA GENTE de Pérez & Disla

En la trastienda de una tienda de moda. La gente. Todos reunidos allí, en círculo. Todos al mismo nivel. ¿Empezamos? ¿Estamos todos? Empezamos con el orden del día. Es la hora, así que el que llegue tarde que se lea el acta…

Todos hemos asistido y más aún en los tiempos que corren a esas reuniones de asociaciones, plataformas, sindicatos, colectivos que siempre son iguales, tediosas, poco prácticas, en las que nunca se consigue ningún objetivo, en las que tomar cualquier mínima decisión se torna tremendamente difícil. La gente es eso. Y resulta brillante. Brillante su dramaturgia, su ritmo, la elección de materiales,  la interpretación de los actores y la reflexión que nos deja después. Ese regusto amargo. Muy sorpresivo. Todo parece tal cual, natural, exactamente igual que cualquiera de esas reuniones, es el momento de estar juntos… pero resulta tan complicado ponerse de acuerdo…

Una de las propuestas que más nos ha tocado de esta temporada.

La gente

 CHICHARRAS de Manolo Maestro

Así como sin querer, se asientan en este desierto teatral esta comedia petarda (entendiendo el término desde el buen sentido) que bebe de referentes tan dispares como el Rocky Horror Picture Show, los hermanos Marx o el cine de John Cameron Mitchell, y todo ello sin quererlo. Almudéver parodiándose  a si misma en otra obra, o el juego delirante-marxista entre Maroto y Fernández hace de esta comedia una sorpresa inesperada que puede desagradar a unos como entusiasmar (y mucho) a otros.

Chicharras 

PARA QUE NO TE ME OLVIDES de Guadalupe Sáez (LUPA TEATRE)

Siempre hemos pensado que cualquier manifestación artística debe salir de algún lugar alejado del intelecto, de algún lugar calentito y especial. Para que no te me olvides es una de esas piezas escritas y dirigidas desde ese lugar y su recepción acaba siendo un regalo. Guada Sáez hizo este regalo-homenaje a su padre y a nosotros. Sin artificio, sin grandes ademanes, un gesto chiquito que nos conmovió a todos. Sencillo, pero precioso. Especial acierto en las maneras de contar y narrar y en el acercamiento al flamenco desde su esencia. Unos lunarcitos buenos para esta joven compañía.

Para que no te me olvides

 TRANSACCIÓN/ES de CATERVA TEATRE. Dirigido por Jaume Ibáñez

Unos chavales malencarados de una Escuela de teatro se gasta sus ahorros en producir el mejor montaje escénico del año. Brutal, sincero, emotivo, un puñetazo en toda la mandíbula del espectador, una bocanada de aire fresco. En un piso nacen los seres de Transacción/es brillantemente dirigidos por Jaume Ibáñez. Rober, Vicente, Marcos, Lidia y Fer se salieron. Viva la rabia!

El montaje se llevó, merecidamente, el premio mejor montaje teatral del programa de radio La Colina 45.

 Transacciones

El año que viene volveremos con nuestros puntos g. Este ha sido un año complicado para nosotros. Maribel ha sido mamá y Gabi medio “papá” (ha rodado una peli), por lo que algunos montajes nos los hemos perdido. Nos hubiera gustado mucho haber podido ver lo nuevo de Paco Zarzoso Hilvanando cielos que ya vimos en Buenos Aires con otro elenco, Pecatta minuta de la compañía Francachela o De Ratones y hombres dirigido por Miguel del Arco de los que nos han hablado maravillas, y muchos más. Esperamos verlos este año que entra, estos y muchos más. Gracias a todos por crear.